¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos al blog de la clase de 4 años B CEIP Miguel Hernández de Laguna de Duero (Valladolid)!
Aquí podréis informaros y pasarlo muy bien con todo lo que hacemos en nuestro clase: actividades, juegos, fiestas, excursiones....

miércoles, 5 de marzo de 2014

LA SOCIEDAD MEDIEVAL: Los campesinos

Recordáis que...

¿Al desaparecer el Imperio Romano, su territorio se divide en diferentes reinos que son gobernados por reyes y que a menudo están en guerra?

¿La población se dividía en reyes y nobles, soldados y caballeros, religiosos, campesinos y comerciantes y artesanos?

 ¿La EDAD MEDIA es conocida como la época de los CASTILLOS? 



Dentro del castillo, existía una CIUDAD MEDIEVAL


Las ciudades en la Edad Media eran pequeñas si las comparamos con las ciudades de hoy en día y estaban rodeadas de murallas para defenderse de los bandidos y asaltantes. 

Las calles, eran de tierra o piedra, y las casas, estaban construidas en su gran mayoría con madera. 


Como no había alcantarillado los habitantes de la ciudad tiraban las basuras a la calle. 

En cambio, los campesinos y ganaderos vivían fuera del castillo, formando aldeas, en casas de adobe  muy pequeñas.



Era la mayoría de la población de esa época. Los siervos eran los encargados de trabajar las tierras del feudo y no poseían ninguna propiedad ni derecho. Servían al señor y le pagaban muchos impuestos. El Señor a cambio les protegía con sus caballeros y sus castillos.

Trabajaban mucho y eran pobres. Su alimentación era escasa y poco variada, comían los productos que cultivaban (cereales y verduras), casi nunca comían carne, estaban débiles y sufrían muchas enfermedades (la más grave fue la PESTE NEGRA). Trabajaban casi todo el día,  incluso los niños. 


Las nuevas técnicas en agricultura como el arado sobre ruedas, los molinos de viento, el agua, el barbecho, permitieron comenzar el comercio entre CIUDADES.


En el castillo o en sus alrededores se solían realizar MERCADOS,  a los que acudían los campesinos y comerciantes a comprar y vender productos.

Los comercios tenían carteles con dibujos que indicaban lo que vendían, ya que la mayor parte de la población no sabía leer.


Se crearon los GREMIOS, que estaban formados por personas del mismo oficio: gremio de los panaderos, gremio de los alfareros, gremio de los armeros...
Tenían unas leyes que debían cumplir y su gremio les protegía. Todas las personas de un gremio solían estar en la misma calle.

Nos ha hecho mucha gracia hablar de cada gremio recordando a la compañera o compañero que desempeña dicho papel en el aula:

El ALFARERO, Elena, es el que usaba la arcilla para hacer objetos como platos, vasos, jarras, cazuelas...

El ARMERO, era el que hacía las armas y la armadura del caballero.


El ALBAÑIL, era el que hacía las casas, puentes, catedrales y otros edificios con materiales como ladrillos, piedras, y madera.

El CURTIDOR, era el que separaba, preparaba, trataba y cuidaba las pieles de los animales para hacer ropa y otros objetos.

El HERRERO, Rodrigo, era el que hacía utensilios de metal como cubiertos y también herraduras para los caballos.

El PANADERO, Álex.

El CARPINTERO. Álvaro.

La HILANDERA, Carmen, era la que convertía la lana o el lino en ropa.

Artesano
El ORFEBRE hacía joyas y otros adornos con metales preciosos.

El SOPLADOR DE VIDRIO, era el que hacía objetos de cristal.

El ZAPATERO era el que hacía zapatos y botas.



La duración de la jornada de trabajo variaba según las estaciones y el tipo de tarea que se realizaba, siempre teniendo en cuenta la duración de la luz solar. 

En algunos gremios se permitía el trabajo nocturno, pero en éste caso el maestros debía acordar con los oficiales y aprendices un pago suplementario. 

En términos generales, la jornada diaria se extendía desde unas 9 horas en invierno, hasta un máximo de 15 o 16 horas en verano. 

El poder que tenía la Iglesia influenciaba a las corporaciones o gremios, cada una de las cuales se ponía bajo protección de un santo. Celebraban el día de su festividad. Confeccionaban estandartes, paseaban las reliquias y sacaban en procesión imágenes religiosas. 

Y un dato curioso es que también celebraban el Carnaval.

De todo lo que hemos aprendido sobre los mercados, los gremios..., la profe nos ha propuesto que reflexionemos sobre que aspectos siguen perdurando en la actualidad en nuestro pueblo o en nuestra ciudad.

1 comentario:

  1. Soy alumno de 1 de bachillerato de Córdoba y me ha servido de mucho gracias

    ResponderEliminar