¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos al blog de la clase de 4 años B CEIP Miguel Hernández de Laguna de Duero (Valladolid)!
Aquí podréis informaros y pasarlo muy bien con todo lo que hacemos en nuestro clase: actividades, juegos, fiestas, excursiones....

martes, 29 de noviembre de 2016

NOS VAMOS DE EXCURSIÓN: CAMPOGRANDE Y VUELTA AL COLE

De la Casa Museo de Colón nos trasladamos a la Plaza Colón y vimos el monumento que le ha dedicado la ciudad de Valladolid.


Valladolid monumento colon 01 lou.JPG

Pudimos observar que la estructura es de pirámide de cuatro lados, y que figuran relieves con momentos de la vida de Colón. Descubrimos el escudo de España y un esfera que simboliza el globo terráqueo. Pero lo que más nos llamó la atención es que Cristóbal Colón se encuentra arrodillado...
¿Por qué?

Era la hora de almorzar; así que aprovechamos este rato. También nos dio tiempo para jugar:






Para hacer la visita al Campo Grande nos dividimos en dos grupos. 

Así que os contaremos un poco lo que nos enseñó cada una de las monitoras. Nos mostraron algunas especies de árboles y nos enseñaron muchos de los animales que viven en el parque mas grande de Valladolid.

El primer grupo, fuimos con la profe Teresa y aprendimos muchas cosas:
















Comenzamos viendo una secuoya gigante.
Tocamos su tronco y pudimos apreciar que es blando. Es de hoja perenne.



 

Nos vino a ver uno de los animales más emblemáticos del parque, el pavo real.


Aprendimos que los machos son los que tienen el plumaje más colorido, las plumas de su cola son de una forma y color espectaculares. Abren la cola como un abanico para cortejar a las hembras pero pierden sus plumas en julio, aunque cada año les vuelve a crecer.


Las hembras en cambio son de color marrón. Clara, la monitora, nos explicó que las crías también tienen ese color, les viene muy bien para camuflarse pues el suelo es también de color marrón. De esta manera se protegen de sus depredadores.



Nuestro amigo el pavo real nos persiguió durante gran parte de la visita:




Luego conocimos otro de los árboles del parque: el cedro.
Sus hojas tienen forma de aguja y son perennes. 


Clara nos enseñó algo que se parecía a un gusano pero que cuando lo golpeaba salía un polvillo amarillo. Adivinamos que se trataba del polen, y si era polen esa especie de gusano era la flor del cedro. Una flor muy rara, que además aparece en otoño.



Después nos encontramos con el cisne negro, con sus patas palmeadas que le permiten nadar.




Otro ave más, que tuvimos la suerte de ver fue el pato indio.


Desde lejos también vimos al carbonero común, un pájaro muy pequeño pero muy bonito.


Clara puso en el móvil el sonido de su canto y rápidamente acudieron algunos que se posaron en las ramas de árboles próximo.




Después seguimos nuestra ruta...


Conocimos el abedul, un árbol de tronco blanco y suave. 
Recordaba al color de las hojas de papel, por eso también se le conoce como el árbol sabio.




Otro de los árboles del parque que pudimos ver fue el nogal, el árbol que da las nueces.



Clara nos dijo que era un poco mentiroso. Le pidió que le diera una hoja y le dio lo que tiene en la mano. A nosotros nos parecían nueve hojas (las contamos), pero Clara nos dijo que todo era una sola hoja, que constaba de nueve hojuelas. El número de las hojuelas de cada hoja siempre es impar.




El cuarto árbol fue el árbol del amor.
Se le llama así porque sus hojas tienen forma de corazón.




Y el último árbol que estudiamos: el arce.
Su hoja aparece en la bandera de Canadá.



Sus semillas son así. Cuando caen del árbol intentan irse lo más lejos del árbol para tener más probabilidades de sobrevivir y dar lugar a un nuevo ejemplar.
Para alejarse se desplazan girando como las aspas de un helicóptero.
Lo comprobamos y era verdad.



Y no podíamos acabar la ruta por el Campo Grande sin visitar el busto de Miguel Iscar.
Fue alcalde de Valladolid y quien mandó construir el parque.


En el estanque nos reunimos con el otro grupo en el estanque. Pero antes os tenemos que contar lo que vimos el segundo grupo:

La monitora del segundo grupo se llamaba Carmen, y al entrar en el parque nos hizo varias preguntas:

¿Qué seres vivos viven el parque?

Conocíamos casi todos los animales que pueblan el parque, pero casi no sabíamos que tipos de plantas viven en él.

Nos explicó que las plantas son seres vivos porque nacen, respiran, crecen, se reproducen y mueren. 


Y nos dijo que respiran por las hojas,...

¿Entonces este árbol?


También respiran por el tronco... por eso, en otoño e invierno parecen que están muertos porque no tienen hojas.


Nos encontramos en la plaza del palomar, donde se encuentra un antiguo palomar en el que habitaban palomas mensajeras. Nos parece muy curioso el trabajo de las palomas mensajeras, llevar un mensaje o una carta en un tubo anular atado en una pata. Carmen nos contó que muchos mensajes no llegaban...


 Homing pigeon.jpg



En nuestra ruta, nos encontramos con una aparato muy raro. Carmen nos contó que era para ahuyentar a los insectos, para que no dañaran a los árboles.


En nuestro camino nos encontramos con un árbol muy especial, el tejo. 
Nos contó que es un árbol venenoso, tanto las hojas, como las semillas. Lo único que no es venenoso son los frutos, pero como dentro están las semillas tampoco pueden comerse.
Es un árbol de hoja perenne, y es muy utilizado para fabricar medicamentos.


También nos encontramos con muchos amigos...



Estos pavos reales son machos, porque como aprendieron los del primer grupo, son más coloridos y tienen una cola larga de plumas. La cola del pavo real macho contiene una marca conocida como "ojo", de tonos azules, verdes, dorados y rojos. Son tan llamativos, para conquistar a las hembras.

Carmen descubrió que nos gustaban más los animales, así que nos llevó al estanque donde pudimos ver patos, cisne blancos y el único cisne negro del parque.




Nos dijo que no debíamos dar de comer a los patos, que solo se alimentan de agua...

De camino al palomar donde podríamos ver distintos tipos de aves, paramos a conocer otro árbol de hoja perenne la encina; cuyo fruto todos conocíamos: la bellota.


Nos tuvimos que ir rápidamente, ya que a algunos de nosotros nos daban un poco de miedo los pavos...¡Qué nos pican!


De camino pudimos ver un pato indio. Nos dijo Carmen que habíamos tenido mucha suerte; ya que en el parque solo hay uno, y ella hacía casi dos meses que no lo veía.





De camino al palomar, escuchamos un sonido muy bonito. Era un pájaro muy pequeño, pero que dispone de una gran variedad de cantos: un carbonero común



Ya en la pajarera, pudimo ver palomas, faisanes, gallos japoneses y gallinas entre otras aves. 


Habíamos quedado con el resto de compañeros en el estanque, así que nos pusimos en camino. Nos detuvimos al observar en un árbol una urraca común (Pica pica). Nos hizo mucha gracia saber que este ave se conoce con muchos otros nombres: picaza, picaraza, marica... y que es una de las aves más inteligente (se cree que más inteligente que la gran mayoría de los animales).


Carmen nos llevó por una ruta en la que era posible ver ardillas...pero no tuvimos suerte. 

La visita llegaba a su fin, pero las profes nos tenían preparada una sorpresa. 

¡Jugar en el barco pirata!

















Y después de jugar, había llegado la hora de volver a casa...








¡Qué divertido es ir de excursión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario