¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos al blog de la clase de 4 años B CEIP Miguel Hernández de Laguna de Duero (Valladolid)!
Aquí podréis informaros y pasarlo muy bien con todo lo que hacemos en nuestro clase: actividades, juegos, fiestas, excursiones....

lunes, 12 de diciembre de 2016

LAS CHINAMPAS DE NUESTRAS AULAS

Hace un tiempo hicimos junto a nuestros compañeros de la clase de Teresa, una chinampa.

Hoy hemos recordado qué era una chinampa y por qué los aztecas usaban este modo de cultivo. Y hemos aprovechado para hacer la nuestra.



Si queréis ver los pasos a seguir y los materiales que necesitaban, solo tenéis que ver las siguientes fotos:





 Primero preparamos los materiales que nosotros emplearíamos:

palos (a modo de troncos), cuerda para atar, piedras pequeñas, palitos troceados, hojas troceadas, tierra y tierra mojada (a modo de lodo) y agua. 





Comenzamos construyendo una empalizada clavando troncos de árbol en el fondo de las zonas poco profundas del lago. Generalmente en forma rectangular.






Ya teníamos acotado el espacio de la chinampa; así que nos tocaba echar una capa de piedras...




una capa de hojas...



lodo del fondo del lago...
Nosotros no lo teníamos; pero lo simulamos con barro, hecho con tierra y agua. 

Para poner esta capa había que mancharse un poco, pero fue muy divertido.





una capa de ramas (palitos)




otra capa de hojas...




otra de lodo...


Y por último la tierra de cultivo:



Para que la chinampa se hiciera resistente se plantaban árboles en los bordes, cuando crecían sus raíces éstas se hundían en el suelo y la chinampa quedaba fijada al fondo del lago.

Nosotros sembramos alubias, que es un producto originario de América, aunque allí lo suelen llamar frijoles.



 El siguiente paso era cubrir las semillas con tierra...



Y por último, regamos y colocamos nuestra chinampa en agua. Así nos quedó.




Y ahora os vamos a enseñar nuestra chinampa. 

Vika y Silvia habían hecho el primer paso; ya que habían clavado la empalizada...
 pero iba a ser más colorida jijiji



capa de piedras...


capa de hojas...


lodo...


capa de palos...


lodo...


y tierra.



Después hemos plantado las alubias (frijoles) para fijar nuestra chinampa,






Las alubias son como los árboles que sujetarán la chinampa al fondo del lago a través de sus raíces. Pero teníamos que plantar otras semillas para que nos proporcionaran más variedad de alimentos.

Hemos plantado las semillas de una planta que los aztecas consumían mucho: 

la CHÍA


Son unas semillas muy pequeñas, más pequeñas que las lentejas.

La profe nos preguntó si queríamos probar las semillas; ya que no necesitan molienda para ser consumidas. Nos explicó que pueden añadirse a batidos, espolvoreadas sobre ensaladas, sopas, cereales, avena, o yogurt, y mezclarlas en prácticamente cualquier receta de cocción. También pueden secarse y molerse para preparar una harina fina y de sabor intenso, llamada pinole, que se consume principalmente como dulce. Los brotes tiernos se consumen como verdura cruda o cocida y pueden ser usados en ensaladas.




¡¡No saben a nada!!

Algunos queríamos repetir jijiji


Son bastante insípidas, es decir, apenas tienen sabor.

Después realizamos un pequeño "experimento": 
mezclar las semillas de chía con un poco de agua y esperar unos minutos.


¿Qué ha pasado?


Las semillas remojadas en agua liberan el mucílago, 
produciendo un líquido gelatinoso prácticamente insípido. 


Ahora solo queda esperar a que germinen nuestras semillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario