¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos al blog de la clase de 4 años A CEIP Miguel Hernández de Laguna de Duero (Valladolid)!
Aquí podréis informaros y pasarlo muy bien con todo lo que hacemos en nuestro clase: actividades, juegos, fiestas, excursiones....

martes, 14 de febrero de 2017

SOMOS ARTISTAS: VAN GOGH

Estos días nos hemos acercado al mundo de los pintores impresionistas, conociendo la vida y la obra de uno de ellos: Vincent Van Gogh. 




En internet buscamos su biografía y podemos hacer una visita virtual por su museo en la siguiente web: http://www.googleartproject.com/museums/vangogh


Van Gogh nació en Groot Zundert, Holanda, el 30 de marzo de 1853 en el seno de una familia de clase media.

Era un niño de  grandes ojos y pelo rojo.



Sus padres eran Theodorus, un sacerdote protestante, y  Anna Cornelia, que pertenecía a una importante familia de encuadernadores. Fue el mayor de seis hermanos.



El más especial para él fue Théo, quien lo apoyó económica y moralmente durante toda su vida. 

Con él mantuvo frecuente correspondencia a través de numerosas cartas, muchas de ellas aun se conservan y gracias a ellas hemos podido conocer cómo fue su vida.



Fue un niño callado y observador. Su madre le enseñó a amar la naturaleza y las obras de arte por lo que su diversión preferida era pasear por el campo, recoger flores y plantas y dibujar todo lo que veía.


A lo largo de su vida sufrió una serie de desequilibrios emocionales que hicieron que sufriera una serie de trastornos. Se le conocía como el loco del pelo rojo.  
 Fue un artista solitario e incomprendido.


A los dieciséis años trabaja como ayudante en una galería de arte fundada por su tío en  La Haya.
Luego se traslada  a Londres  y sigue  trabajando  como comerciante de arte durante diete años. 
 A Vincent no le gustaba demasiado esta ocupación y trabajó como maestro. En los siguientes años Van Gogh vivió en diferentes ciudades  de  Europa  realizando diversos trabajos, incluso estudió teología  y llegó a trabajar como predicador entre los mineros  en Bélgica.



Pero estas actividades nunca le llegaron a gustar. Fue entonces cuando  comenzó a dibujar a los mineros y sus familias  con  sus duras condiciones de vida. Estos primeros cuadros  (que pinta sobre los 27 años) muestran la miseria  y los sufrimientos de la gente, tal como él los vivió entre los mineros. Estas obras se caracterizan por los colores oscuros y la temática campesina. 


En este momento decidió dedicarse a la pintura y estudia en la Academia de Bellas artes de Bruselas. Vincent pudo comenzar estos estudios gracias a la ayuda financiera de su hermano, Theo.
Tras algunos años y debido a sus escasos recursos económicos vuelve a vivir con sus padres, que por esa época vivían en Nuenen. Aquí continúa mejorando su técnica.

 Los campesinos son su tema favorito en los cuadros, pero también pinta tejedores, hilanderos y retratos.



Pero Van Gogh quería seguir mejorando y decide ir a París y se instala en casa de  su hermano Theo. Theo era vendedor de arte, de manera que presentó a Vincent los nuevos artistas del París de ese tiempo. En  París evolucionó como artista  viéndose influido por los pintores impresionistas.

Pero los inviernos fríos y oscuros de París deprimían e irritaban a nuestro pintor. Van Gogh era feliz  en el campo, viviendo en plana naturaleza, pues vivía para el sol. Decidió dejar París y seguir al sol, hacia el sur. Se traslada a Arlés, un pueblecito de la soleada Provenza francesa.
Allí alquila la famosa “Casa Amarilla”, que utiliza como estudio.




Para ello invita a otro importante pintor, Paul Gauguin, para que se uniera a él. 
Durante los días que  duró la espera de Gauguin  realiza varios cuadros de girasoles para decorar la casa amarilla.



Al principio Gauguin y Vincent se llevaron bien, pero con el paso de las semanas  surgieron problemas. Discutían con frecuencia y Van Gogh sufría ataques y crisis. En una de esas discusiones Vincent amenaza a su amigo con una navaja, después se arrepiente y se corta el lóbulo de la oreja. 


Tras este suceso Gauguin abandona Arlés y Van Gogh fue internado en un hospital.
Tras varias semanas ingresado sale del hospital y pinta sus mejores  cuadros, con colores vivos e intensos, algunos de ellos  se encuentran entre los más conocidos y famosos.

Pero seguía teniendo crisis y no se encontraba emocionalmente bien, por lo que ingresa voluntariamente en el asilo de Saint-Paul en Saint-Rémy. 


Cuando mejoró le permitieron volver a pintar. Pinta lo que hay alrededor del hospital: las habitaciones, la naturaleza y los internos. 
Aquí pinta uno de sus cuadros más conocidos: “Noche estrellada”.


Cuando se le dio el alta se traslada a Auvers –sur-Oise, al cuidado del doctor Gachet, donde vivirá una época tranquila, sin sufrir ningún ataque. En solo dos meses pintará aquí más de 80 cuadros.


Van Gogh visitaba al Dr. Gachet, quien trataba su enfermedad mental.

 Al no tener dinero para pagar las consultas, van Gogh le hizo un retrato. Hoy en día, "el retrato del Dr. Paul Gachet" es una de las obras de arte más caras en el mundo.


Van Gogh  muere  en Auvers a los 37 años el 29 de julio de 1890.


Se cree que  fue al campo y él mismo se disparó en el pecho. Volvió a casa y cayó inconsciente en la cama. Su hermano Theo acudió para acompañarle en sus últimas horas abrazándole y hablándole en holandés.

Su último cuadro fue  “Cuervos sobre un trigal”



En tan solo 10 años dedicados a la pintura, Van Gogh pinta más de 900 cuadros.

Algunas de sus pinturas se encuentran entre las más famosas obras de arte del mundo.


Pero aunque  Van Gogh es  hoy reconocido como uno de los más importantes pintores del  mundo, no se le reconoció  su talento en vida. 


Increíblemente,  vendió un solo cuadro, "El viñedo rojo", viviendo en la pobreza casi toda su vida.


Muchas veces  utilizaba el poco dinero que su hermano Theo le proporcionaba, en comprar materiales para pintar en vez de comida.

Hoy en día su obra es inmensamente conocida y se pagan auténticas  fortunas por sus pinturas.








Nos gustan mucho todas sus obras, pero nos hace mucha gracia observar que entre su obra hay muchos autorretratos suyos, y que dibuja todo lo que ve. Sus obras reflejan objetos cotidianos que hemos reconocido fácilmente y su estilo tiene cierta semejanza con algunos dibujos animados.


Van Gogh pinta todo lo que ve como el cuadro Huerto en flor con vistas de Arles. 

Vincent Willem van Gogh 008.jpg


o su habitación  en Arlés...



Después de ver estos cuadros, se nos ha ocurrido convertirnos en pequeños artistas, intentando trasladar a nuestros dibujos y cuadros las impresiones que recibimos por nuestros sentidos mediante la observación de la naturaleza. 

¡Nos convertiremos en artistas!

¡GENIAL!

Además estamos aprendiendo una poesía muy divertida...


1 comentario: