¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos al blog de la clase de 4 años A CEIP Miguel Hernández de Laguna de Duero (Valladolid)!
Aquí podréis informaros y pasarlo muy bien con todo lo que hacemos en nuestro clase: actividades, juegos, fiestas, excursiones....

jueves, 29 de junio de 2017

LOS SATÉLITES: LA LUNA

Después de investigar sobre los planetas, nos ha tocado investigar sobre los...

SATÉLITES

Tenemos que diferenciar entre:

Un SATÉLITE ARTIFICIAL es un objeto que ha sido fabricado por el hombre y que gira en torno a la Tierra u otros planetas.



Un SATÉLITE NATURAL es un cuerpo celeste que órbita alrededor de un planeta. Generalmente el satélite es más pequeño y acompaña al planeta en su órbita alrededor de su estrella madre.
En el Sistema Solar los nombres de los satélites corresponden con personajes de la mitología, excepto los de Urano, que son personajes de diferentes obras de Shakespeare.
Nuestro satélite es La Luna. Por extensión se suelen llamar lunas a los satélites de otros planetas, se dice "los cuatro satélites de Júpiter", o también, "las cuatro lunas de Júpiter"

El número de satélites de cada planeta es diferente.


 Mercurio y Venus no tienen ningún satélite.


 Júpiter es el que más tiene, con 67, seguido de Saturno con 62.
En clase hemos dicho que si viviéramos en alguno de estos planetas sería estupendo contemplar en el cielo todo este montón de lunas.



Sin embargo misiones espaciales no tripuladas aumentan cada cierto tiempo estas cifras al descubrir nuevos satélites. Seguro que queda alguno por descubrir.



LA LUNA


¿Qué características tiene la Luna?




Es un satélite. Se le llama el astro de la noche (el Sol el astro del día).

Es redonda, pero a veces no la vemos entera. Podemos ver la luna llena cada 28 días, cuando la Tierra ya no le hace sombra y el Sol la ilumina por completo.

La Luna es el satélite natural de la Tierra

No hay gravedad, por eso flotamos. El cuerpo se siente muy ligero, seis veces más que sobre la Tierra; por este motivo, para no salir volando, los astronautas llevan unas pesadas suelas metálicas.


Tampoco hay aire ni viento, por eso las huellas son eternas; es decir, que si caminamos por la superficie de la Luna, las huellas de nuestros pasos no se borrarán nunca.


En su superficie existen cadenas de montañas y  cráteres. Dichos cráteres se formaron millones de años atrás por la caída de meteoritos (rocas del espacio) que chocaron contra su superficie.



A las zonas oscuras se las llama mares lunares.

Hace millones de años estas zonas  fueron cubiertas con la lava de volcanes que ya no están activos.

Como podéis ver en la imagen, al igual que en la Tierra,  estos mares tienen nombre. 


 Nosotros hemos plasmado en una ficha los cráteres de la Luna:










No hay agua.

Debido a la falta de atmósfera, el clima en la Luna es muy extremoso, la temperatura puede ser muy alta durante el día (llega a 120 ºC) y muy baja en la noche (hasta -233 ºC).

En la Luna no se puede vivir, porque para poder respirar y no morir de calor se necesita un
 TRAJE ESPACIAL.


Es EL ESPEJO DEL SOL. La Luna parece que nos ilumina, pero, en realidad no brilla y lo que hace es reflejar la luz del Sol, igual que un espejo. Como la Luna gira alrededor de la Tierra, no siempre está iluminada de la misma manera.



 ¿Por qué solo vemos una cara de la Luna?

 La cara oculta de la Luna es el hemisferio de la Luna no observable desde la Tierra. Eso ocurre debido a que la Luna tarda en rotar sobre sí misma lo mismo que su movimiento de traslación alrededor de la Tierra, lo que provoca que el satélite le presente siempre la misma cara.







 Tiene FASES:




Doki nos ha enseñado las fases de la luna:


Y hemos visto estos vídeos que nos han explicado muy bien que la Luna es un poco mentirosilla...


Entonces hemos aprendido que:

Las fases lunares son las vistas de la Luna desde la Tierra, en relación con la luz del Sol. Cada 28 días la Luna da una vuelta a la Tierra (ciclo lunar).

Se ha comprobado que las fases lunares son como un reloj celeste que tiene correlación con numerosos eventos terrestres (mareas, tierras, emociones, etc.).

Cuando la Luna se sitúa enfrente del Sol, está completamente iluminada.  LUNA LLENA.


Vemos a la luna redonda. Sale cuando se pone el sol y se va cuando sale el sol.


Luego, al girar alrededor de la Tierra, cada vez recibe menos la Luz del Sol. 
¡Es imposible verla entera!. Lo único que se ve es su “creciente”.


CUARTO CRECIENTE: tiene forma de D y poco a poco se va  haciendo más grande. Se comienza a iluminar la cara visible progresivamente hasta que a los 7 días y nueve horas alcanza el cuarto creciente. Aparece al medio día y se oculta a la media noche 

Luego la luna queda inmersa en la oscuridad y se vuelve invisible. 
Después vendrá la LUNA NUEVA


 No hay luna por la noche. Sale con el sol y se quita con el sol también.
 La luna se encuentra entre la tierra y el Sol, sale con el astro rey y se oculta con el. 

CUARTO MENGUANTE: tiene forma de C y poco a poco se va a haciendo más pequeña. Sale a las 12 de la noche y se va a las 12 de la mañana. Progresivamente la Luna aparece mas tarde y nos muestra menos iluminada su cara visible que en este caso será la parte que estaba en sombra durante la luna creciente. Sale después de la media noche para permanecer hasta el medio día siguiente.

y si queremos saber que luna tendremos cada día, podemos ver este CALENDARIO LUNAR


Para terminar aprendiendo cosas sobre la Luna, la profe nos ha preguntado:

¿Si conocíamos las mareas?

Como muchos ya hemos estado en zonas costeras hemos podido observar este fenómeno tan especial que de debe a la influencia de nuestro satélite.

Nos hemos dado cuenta de que el mar no llega siempre al mismo lugar en la playa.
Unas veces la orilla está más lejos y otras más cerca.

Las mareas son subidas y bajadas del nivel del mar que se producen varias veces al día.

Vistas a pleamar (marea alta) y bajamar (marea baja) en la isla de Ré (Francia).

Las mareas siguen un ciclo, una pleamar y una bajamar cada 12 horas, aproximadamente. Por lo que, al día, tendremos dos mareas. 

La gravedad del Sol y, sobre todo, de la Luna, atrae el agua de los océanos y provoca las mareas.

La Luna atrae el agua que está más próxima a ella. Así, la parte del océano que está de cara a la Luna se abomba hacia ella.


El Sol también atrae el agua de los mares y océanos de la Tierra, pero en menor medida que la Luna. Aunque su gravedad es mayor, al estar más lejos, influye menos. El Sol produce mareas más débiles.


El abombamiento del océano hace que en la costa se vea cómo el agua del mar se retira y vuelve varias veces al día. Las mareas no se producen siempre a la misma hora, todos los días. Varían con las fases lunares, ya que la Luna aparece en el cielo a distintas horas.

Las mareas más intensas se producen en Luna nueva, ya que la gravedad de la Luna y del Sol tiran en la misma dirección y se suman.

 

La altura de las mareas también varía, y no es la misma en todos los lugares. En las fases creciente y menguante, las mareas son más pequeñas y se llaman mareas muertas. En cambio, cuando hay Luna nueva y llena, el Sol, la Luna y la Tierra se alinean y las mareas son mayores. Se llaman mareas vivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario